sábado, 18 de diciembre de 2010

RECORDANDO...

Hay momentos en los que te siento tan vívido cómo la última vez...

Desde el primer beso de reconocimiento tras tiempo sin vernos,
luego tus manos deslizándose por mi cintura,
las suavidad de tus caricias
y esos besos que van tornándose más cálidos y apasionados.

Me gusta que te dejes llevar por tus instintos siempre acertados.
Me gusta que me doblegues, que te sientas hombre para poseerme,
que no pidas permiso para dar rienda suelta a tus deseos.

Amo el brillo de tus ojos
y esa sonrisa que se te escapa cuando disfrutas,
los sonidos que haces cuando estamos volando lejos de todos.

No importa la hora,
si el sol brilla o estamos entre sombras,
tampoco importa si es invierno o verano.

La verdad es que no importa nada,
solo lo que nos pasa
cuando logramos hacer magia con nuestra piel.

¿Puede el amor estar presente una noche y albergarse en el alma para siempre?

Si, porque llevo tu nombre grabado a fuego en mi alma.

Porque lo que hemos compartido es inolvidable
a pesar del tiempo y las distancias,
incluso a pesar de nosotros mismos.

Si muero hoy, sabes que fui feliz en tus brazos.

Y definitivamente, eso es lo que importa...

1 comentario:

  1. El acto sexual es un saludo que intercambian dos almas

    ResponderEliminar

Agrega tu comentario es muy importante para mi... Gracias.